fbpx

Blog

Participa en un team building con la metodología de Music Training Lab

beneficios drum circle
 

El team building o construcción de equipos se trata de una serie de dinámicas muy amplias y variadas, pero que tienen un objetivo común: mejorar las relaciones interpersonales entre los miembros de un equipo de trabajo.

En Music Training Lab implementamos una metodología propia e innovadora de team building, utilizando recursos de la música, el coaching, la PNL y el Mindfulness. Estas herramientas nos permiten facilitar y promover la comunicación, el aprendizaje y la expresión de los equipos de trabajo para conseguir el bienestar personal y corporativo.

Recientemente, hemos trabajado para mejorar la cohesión y comunicación del equipo de una agencia de marketing. Hemos adaptado nuestras dinámicas a sus características y necesidades, reformulando el Módulo I: Team Building del Programa Be One.

El objetivo de la sesión fue encontrar los principios y valores de la agencia, además de cohesionar el equipo a través de diferentes actividades. Trabajamos sobre los valores que previamente nos habían aportado los participantes para definir a la empresa y al equipo. Dinamismo, agilidad, cooperación, solidaridad…, son algunos de los conceptos que surgieron.

Una parte fundamental de la actividad estuvo dirigida a pensar y expresar los principios básicos del equipo: el respeto, la confianza y la vulnerabilidad. Nuestra metodología cree en la importancia de escucharnos los unos a los otros, observarnos y empoderarnos, saliendo de nuestra zona de confort.

La música es un elemento esencial en todo este proceso. Por eso, la jornada concluyó de una manera lúdica y estimulante, con la participación del equipo en un DrumCircle. Esta actividad musical tiene múltiples aplicaciones y una de ellas es precisamente el team building.

A través del ritmo, conseguimos sincronizarnos, ir todos a una, y hacer música juntos de forma más eficaz. Cada uno tiene que encontrar su ritmo personal para poder encajar y fortalecer el equipo.

Durante todo el proceso, un facilitador acompaña y guía al grupo. Sus indicaciones consiguen dar forma a las notas musicales de los componentes. El resultado es un equipo cohesionado que crea música, aprende valores y se divierte.

¿Quieres saber más sobre nuestros programas? ¡Infórmate!

Blog

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *